SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 número4Do estádio para a mão: A narração dos jogos da fase final da Liga dos Campeões através das apps para o iPhoneLa publicidad de alimentos en la televisión infantil en España: promoción de hábitos de vida saludables índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Observatorio (OBS*)

versão On-line ISSN 1646-5954

OBS* vol.8 no.4 Lisboa dez. 2014

 

Encuadrar la crisis nuclear: el conflicto en la Península de Corea según la prensa británica y española

Framing Nuclear Crisis: British and Spanish Press on the Korean Peninsula Conflict

 

Andrea Carrasco*, Dimitrina Jivkova Semova**

*Researcher at Complutense University, Faculty of Information Sciences, Av Séneca, 2, 28040 Madrid, Spain. (andreacarrascomejuto@hotmail.com)

** Associate Professor, Complutense University, Faculty of Information Sciences, Department of Journalism III, Av Séneca, 2, 28040 Madrid, Spain. (d.jivkova@ccinf.ucm.es)

 

RESUMEN

El artículo se centra en el conflicto de Corea del Norte visto desde las páginas de la prensa británica y española en el periodo 21 de marzo -5 de abril de 2013. Analizamos los siguientes periódicos: El Mundo, El País, The Guardian y The Daily Telegraph. En la prensa británica se observa una clara apropiación del conflicto descrito desde la amenaza nuclear lo que se traduce finalmente en sobredimensionamiento del aspecto militar. La prensa española se centra en la tensión política creada a nivel global a lo cual, añade el problema de los ciberataques y la manipulación informativa.

Palabras clave: conflicto de Corea del Norte, crisis nuclear, framing, discurso.

 

ABSTRACT

This article focuses on the North Korean conflict covered by the Spanishand the British press in the period between March 21 and April 5, 2013. The following newspapers are analyzed: El Mundo, El Pais, The Guardian and The Daily Telegraph. A case of appropriation of the conflict is observed in the British press where the same is described through the nuclear threat perspective which finally results in oversizing the military dimension. The Spanish press focuses on the political tension on global level along with the problem of the cyber-attacks and the media manipulation.

Key words: North Korean conflict, nuclear crisis, framing, discourse.

 

1. Introducción

El objeto de estudio de este artículo se centra en el conflicto de Corea del Norte visto, desde las páginas de los diarios españoles El Mundo1 y El País2 por un lado y por otro, de los británicos The Guardian3 y The Daily Telegraph4 en el periodo 21 de marzo -5 de abril de 2013. Durante esas dos semanas tuvieron lugar acontecimientos de gran importancia como, por ejemplo, las maniobras conjuntas (el 10 de marzo) entre los Estados Unidos y Corea del Sur, una verdadera demonstración del poderío militar estadounidense que fue tomada por parte de los líderes norcoreanos como una provocación dado que eran similares a las desarrolladas en 1950 al inicio de la Guerra de Corea.5 Fue en ese momento cuando el nivel de tensión en la península se elevó considerablemente y comenzaron las amenazas del gobierno de Kim Jong–Un, presidente de la República Democrática de Corea del Norte, quien cancelaba el armisticio establecido en 1953 y anunciaba el “estado de guerra” con el país vecino.6

En 2013 en el espacio público aparece la noticia sobre los ensayos nucleares de Corea del Norte acompañados esta vez por amenazas de ataque a su vecino del sur y a los Estados Unidos. El 12 de febrero, el país realizó la mayor prueba nuclear de su historia causando un seísmo de 5,0 en la escala de Richter provocando así máxima tensión a nivel mundial. De este modo, el 10 de marzo Corea del Norte eliminaba todos los pactos vigentes de no agresión con Corea del Sur y ponía sobre la mesa un posible ataque nuclear contra los Estados Unidos.

Atendiendo a la capacidad de los medios de construir la realidad, estudiaremos, mediante la teoría del framing, los distintos encuadres en el periodo del 21 del marzo al 5 de abril de 2013 en la prensa española y británica. El estudio tiene como objetivo la introducción de nuevos puntos de reflexión en el análisis de la cobertura mediática en los conflictos contemporáneos.

La teoría del framing plantea que los contenidos informativos dictan implícitamente una forma de pensar sobre ciertos asuntos. Según Entman (1993), el proceso del encuadre consiste en la selección de algunos aspectos de la realidad percibida a los que se les asigna mayor nivel de relevancia en el contexto comunicativo consiguiendo así: una definición del problema, una interpretación causal, una evaluación moral y/o una recomendación de tratamiento para el asunto descrito. Por tanto, los frames son herramientas fundamentales para transmitir información, capaces de ampliar las diferentes formas de percibir la realidad e incluso, de cambiar la forma de pensar de los sujetos sobre un asunto.

La teoría del encuadre tiene su origen en la sociología interpretativa, que reúne “variantes de la sociología que concentran su atención en los procesos intersubjetivos de definición de la situación” (Giner, Lamo de Espinosa y Torres, 1998: 747). Como punto de partida sirve el teorema de Thomas centrada en la definición de la situación. William I. Thomas afirma que “las situaciones definidas como reales son reales en sus consecuencias” (op. cit.), es decir, la realidad interpretada se constituye como realidad social. En definitiva, nuestra actuación está siempre condicionada por la interpretación, ya que sus contenidos normativos y sociales hacen efecto sobre nuestra respuesta. Erving Goffman, por su parte, añade los matices sociológicos que adopta el término en el estudio de los medios de comunicación, hasta convertirse en lo que el mundo científico conoce como “teoría del framing”.

El origen de la sociología interpretativa está fuertemente unido al interaccionismo simbólico de la Escuela de Chicago, la fenomenología y la etnometodología. El interaccionismo hace hincapié en la interpretación de la realidad, ya que se realiza a través de las relaciones y símbolos proporcionados por la sociedad, mientras, la fenomenología defiende que la realidad social es producto de definiciones individuales y colectivas. Finalmente, según la etnometodología las cosas están socialmente construidas y dependen de las circunstancias y los contextos que asignan sentido a los acontecimientos ordinarios.7 En estas circunstancias aparece la preocupación por el lenguaje y afirmaciones como la siguiente: “la realidad social por excelencia es la interpretación contextual e indéxica de los símbolos y signos entre actores situados” (op. cit.) 8.

Tuchman (1978) aporta a la teoría la metáfora de la ventana comparando la noticia “con una ventana al mundo”. En este contexto se aprecia un giro en el modo de entender el framing asignando más importancia a los medios como creadores de significado. Para encontrar y señalar ideas dentro de las noticias es muy importante analizar tanto titulares, como fotografías, fuentes, citas, estadísticas, es decir, todo aquello que añade información al acontecimiento. En definitiva, el framing, a grandes rasgos, consiste en la selección de información y es la muestra definitiva de que sobre la misma realidad pueden darse distintas perspectivas.

El principal objetivo de este estudio es la descripción de las distintas perspectivas que se pueden dar sobre los acontecimientos siguiendo algunos de los planteamientos desarrollados por Dai y Hyun (2010) en su análisis de los frames en los sucesos en Corea del Norte con relación a los ensayos con armas nucleares. Nos centraremos en las siguientes cuestiones:

CI 1: ¿Cuáles son los principales frames producto del encuadre del discurso mediático en los casos estudiados?

CI 2: ¿En qué consisten las principales diferencias entre la perspectiva británica y española en la cobertura del conflicto?

Desde el punto de vista metodológico, el primer aspecto por analizar será el total de noticias publicadas por los distintos diarios en el periodo 21.03- 05.04.2013. El siguiente paso consiste en el estudio de la distribución por secciones -nacional, internacional, cultura, opinión, tecnologías. En este proceso, hemos considerado importante hacer también una comparativa de unidades abiertas a comentarios sobre el total de noticias. El último paso consiste en descripción de frecuencias de palabras clave y nubes de etiquetas que facilitan la interpretación de los discursos mediáticos.

 

2. Resultados

Con el objetivo de conseguir una descripción factible de los frames que construyen los diarios británicos y españoles con relación al conflicto de Corea del Norte, debemos, en primer lugar, centrarnos en aspectos cuantitativos como el total de noticias y su distribución temporal:

 

 

En este caso, si al total de noticias decidimos añadir los editoriales y las entradas de los blogs adscritos, obtendremos los siguientes resultados: El País -28 publicaciones, El Mundo -39, The Guardian -53 y The Daily Telegraph -71. Podemos observar desde el principio que los diarios británicos dedican más espacio a la crisis dado que del total de noticias objeto de estudio, el 37% pertenece a The Daily Telegraph, el 28%- a The Guardian mientras El País y El Mundo vienen representados por el 15 y 20% respectivamente.

La mayoría de las noticias publicadas tienen lugar en la segunda semana de estudio, del día 29 de marzo al 5 de abril debido a que fue el día 30 de marzo cuando Corea del Norte se declaró en “estado de guerra” con Corea del Sur. Podemos ver como, por ejemplo, durante la primera semana The Guardian publica 10 noticias relacionadas con la crisis mientras en la segunda, el número asciende a 43 unidades. La misma situación observamos, en el resto de periódicos donde, por ejemplo, El Mundo, durante la primera semana publica 6 noticias y 33 durante la segunda. El gráfico a continuación deja constancia de la distribución temporal de las unidades en cada uno de los casos estudiados.

 

 

El siguiente paso consiste en cuantificar la distribución temática de las unidades. El gráfico a continuación muestra la cantidad de noticias publicadas en cada una de las secciones de los diarios:

 

 

Dado que las noticias de la Sección Internacional predominan claramente en todos los casos analizados debemos prestar atención también al porcentaje de noticias de esta sección sobre el total de noticias.

 

 

En este caso observamos, un altamente elevado número de noticias de la Sección Internacional en The Daily Telegraph – el 94,4%. The Guardian, esel periódico donde menos noticias de la misma sección encontramos, quizás por la mayor presencia de noticias relacionadas directamente con la política nacional. The Guardian es también la cabecera que más entradas registra hablando de espacios de opinión sobre el conflicto.

Para concluir con el análisis de los aspectos primarios, nos centraremos en la cuestión de la cantidad de publicaciones abiertas a opinión sobre el total. El siguiente gráfico muestra los resultados que analicemos a continuación:

 

 

Estos resultados nos permiten definir el grado de participación por parte de los lectores, un aspecto fundamental dado que, en la medida en que los soportes digitales vayan en aumento, crece asimismo el deseo de expresar opinión, de implicarse e incluso, de marcar rumbos. Del Grafico 5 podemos deducir que los periódicos españoles destacan por su grado de interacción. El País debe ser un referente dado que permite comentarios en prácticamente todas las noticias, un 96% sobre el total, seguido por El Mundo con un 59%, un resultado peor comparado con el primero pero aun así se sitúa por encima de los dos diarios británicos- The Daily Telegraph con un 41% de noticias abiertas y The Guardian con tan solo el 39% de los casos.

Después del análisis cuantitativo, podemos centrarnos en los aspectos cualitativos. Antes de dar las nubes de conceptos, proponemos el siguiente gráfico que recoge las palabras clave más frecuentes en los distintos medios. Del resultado obtenido podemos ver claramente el primer frame que se resume en la siguiente suposición “amenaza de ataque nuclear donde los principales implicados son Corea y los Estados Unidos”. El periódico que más importancia asigna a la palabra “nuclear” es The Guardian; en cambio, la prensa española es la que menos veces utiliza este concepto. El siguiente punto de atención tiene que ver con la asignación de agencia. En el caso de The Daily Telegraph resulta obvio que el periódico asigna el papel principal a Corea con gran diferencia de cara al otro agente, los Estados Unidos. Un planteamiento muy parecido encontramos en el caso del otro diario británico, The Guardian. La situación cambia hablando de la prensa española donde se asigna un protagonismo casi igual a los dos países partes en el conflicto. En resumen, este resultado demuestra que los diarios españoles intentan presentar los sucesos como un conflicto entre dos partes activas a diferencia del caso británico donde Corea del Norte destaca por ser un agente mucho más activo que el resto de países directamente implicados en la crisis.

 

 

El procedimiento aplicado para la obtención de las nubes de tags ha sido la selección de todos los titulares de las publicaciones estudiadas y su posterior tratamiento informático. Los titulares tienen la capacidad de asignar valor al frame principal y de ahí, de proporcionar detalles acerca de la cobertura informativa. En las nubes distinguimos entre elementos de primer, segundo y tercer nivel.

 

 

En la nube de etiquetas en el caso de El País, los elementos de primer nivel son: “Corea”, “Sur”, “Norte” y “EEUU” (el país norteamericano ocupa en realidad una posición fronteriza entre el primer y el segundo nivel). Se trata de elementos fácilmente identificables ya que su frecuencia es muy superior al resto de etiquetas. En el segundo nivel situamos palabras clave como: “Pyongyang”, “misiles”, “guerra”, Seúl”, “ataque”, etc. Finalmente, las palabras situadas en el tercer nivel se corresponden con las que aparecen con menos frecuencia pero que aun así, son importantes para el significado final: “nuclear”, “China”, “ciber ataques”, “escalada”, “provocación”, “contención”, “atacar”, “ola”, “Moscú”, “actividad”, “promete”, “recibe”, “juega”, “sitúa”, “anuncia”, “defenderse”, “lanzar”, “China”, Jong –un”, etc. El periódico, en resumen, se atiene al siguiente frame: sucesos en los que el principal actor es Corea del Norte y en segundo lugar, Corea del Sur y donde el tercer involucrado es los EEUU. En el punto de atención está un posible ataque, incluso guerra, con misiles. No obstante, el diario delega al tercer nivel la posibilidad de que dicho ataque sea nuclear. Otros países implicados son Rusia y China. Aparte de la tensión política, los ciber ataques son otro campo de batalla en este conflicto multilateral.

 

 

En la nube de etiquetas de El Mundo, los elementos de primer nivel se corresponden con “Corea”, “EEUU”, “Norte”, “Sur”, “Seúl”, “Pyongyang”, “militar”. Corea del Norte sigue siendo el principal actor en esta nube donde debemos tener en cuenta que, en varias ocasiones, los nombres de las ciudades capitales, son empleados como sinónimo del país correspondiente. Las unidades de segundo nivel incluyen las siguientes etiquetas: “amenazas”, “nuclear”, “misiles”, “fuerza”, “responder”, “Kim”. Finalmente, las palabras clave pertenecientes al tercer nivel son: “movimientos”, “advertir”, “calma”, “manipular”, “Photoshop”, “reactor”, “manipular”, “arrasar”, “maniobras”, “décadas”, “embajadas”, “”mitos”, etc. En resumen, el frame principal construido en este caso se diferencia del encuadre central en el otro diario español, El País, por las siguientes características: excluye a Rusia y China del escenario principal; analiza con frecuencia la manipulación a través de fotografías y técnicas de retoque empleado por las distintas partes en el conflicto.

 

 

En el caso de The Guardian la variación y la frecuencia de los distintos conceptos es considerablemente baja comparado con el resto de cabeceras de tal modo que los conceptos de primer nivel, “North”, “Korea”, “South”, “nuclear”, parecen acaparar toda la atención. En el segundo nivel encontramos las siguientes etiquetas: “threats”, “Korean”, “trident”, etc. Por último, en el tercer nivel encontramos, “tensions”, “Seoul”, “bases”, “State”, etc. En resumen, el frame central que aparece en The Guardian se caracteriza por la palabra “amenaza” lo cual por su parte nos acerca a un discurso que emplea recursos emocionales.

 

 

En el caso de The Daily Telegraph la situación es muy parecida. Los elementos de primer nivel siguen siendo: “North”, “Korea”, “South”. En el segundo nivel con considerable diferencia se sitúan: “attack”, “crisis”, “nuclear”, “military”, etc., y finalmente, en el tercer nivel: “President”, “bases”, “moves”, “State”. Podemos concluir que en el caso de The Daily Telegraph tenemos un frame principal centrado en el análisis militar del conflicto.

 

3. Conclusiones

En su artículo sobre la “semantización” del discurso político Fontecilla Camps (1988, 47) afirma que para que exista un discurso político deben darse tres características importantes: una parte meramente persuasiva, especialmente dirigida a las personas que no han tomado una posición respecto a lo que se cuente; el denominado “pro–destinatario”9, que es la parte del discurso que está orientada a la gente que piensa igual que el hablante. Por último, la tercera parte del discurso se dirige a los “contra destinatarios” cuyo marco de referencia o sistema ideológico difiere del establecido por los “pro–destinatarios”. En nuestro caso, en general, predomina el discurso dirigido principalmente a los pro–destinatarios dado que la imagen de Corea del Norte se asocia a la parte “mala” del conflicto y donde abundan titulares como los siguientes:“Corea del Norte eleva el tono hostil y se declara en Estado de Guerra”. (El País, 30 de marzo de 2013), “Seúl no descarta el uso de la fuerza tras vetar Pyongyang la entrada de empleados” (El Mundo, 3 de abril de 2013), “Seoul remains calm despite North Korea’s Sabre – rattling” (The Guardian, 1 de abril de 2013), “US vows to defend itself against North Korea nuclear threat” (The Daily Telegraph, 3 de abril de 2013).

En segundo lugar, llama la atención la recurrencia de un discurso que puede ser definido como ético-moral, así por ejemplo, un artículo en El País del 30 de marzo, fue titulado “Nosotros tenemos amigos, pero los norcoreanos están solos”, donde se defiende la tesis de que, debido a su comportamiento agresivo y amenazante, Corea del Norte se ha quedado sin apoyo en la sociedad internacional. Otro ejemplo, es una noticia en el diario El Mundo del 2 de abril donde se cita la advertencia de Ban Ki–Moon de que las amenazas nucleares “no son un juego”. 10

La agresión ocupa también un papel importante en el esquema informativo. Por un lado, está Corea del Norte por su comportamiento hacia el país vecino y los Estados Unidos, pero por otro, está también Corea del Sur al declarar que “responderán con fuerza en caso de ataque” (El Mundo, el 01.04.2013). En la misma línea se sitúan las declaraciones estadounidenses como la siguiente: “Estamos preparados para responder ante cualquier contingencia” (El Mundo, el 26.03.2013).

El predominio es otro motivo recurrente construido a base de la idea de la capacidad de los EE UU de acabar con Corea del Norte “en un abrir y cerrar de ojos”. A todo esto, hay que añadir las figuras discursivas que recurren al miedo mediante la comparación con conflictos anteriores, por una parte y por otra, de posibles escenarios apocalípticos. Como ejemplo, podemos dar el siguiente párrafo que publicó El País (el 21 de marzo):

Los surcoreanos, acostumbrados a décadas de tensión y enfrentamientos, se dividen entre el sentimiento de inquietud y el de escepticismo. Según algunos psicólogos, la apatía de muchos ciudadanos ante la volatilidad de las relaciones con el Norte y la fragilidad del alto el fuego puede ser una forma de evitar el incómodo pensamiento sobre la posibilidad real de un conflicto armado, con objeto de poder seguir sus vidas con normalidad. De momento, no se ha producido el pánico que llevó a muchos surcoreanos en 1994 a hacer acopio de alimentos, después de que el responsable norcoreano de las negociaciones amenazara con convertir Seúl en “un mar de fuego.11

Debemos prestar atención también a otro frame recurrente creado alrededor de la imagen, por una parte, de la Presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, y por otra, del Presidente de Corea del Norte, Kim Jong-Un. En el primer caso, se crea la sensación de que al llevar poco tiempo en el poder y ser la primera mujer en ocupar este cargo, la misma puede no estar a la altura para resolver la situación a la que se enfrenta. Es muy parecido el caso de Kim Jong–Un, donde a menudo se le describe como un “líder inexperto” por haber ascendido al poder no por la vía democrática a través de elecciones, sino heredando el cargo de su padre. Encontramos múltiples referencias a su corta edad que conducen a la imagen del “niño” que no está a la altura para liderar su país. Además, tanto los periódicos españoles como los ingleses, dan pie a creer que las amenazas emitidas desde Pyongyang asemejan, a veces, un juego compuesto por amenazas contradictorias e incluso sensacionalistas como los videos difundidos en la plataforma youtube. Una vez más, vemos como la descripción de los actores influye notablemente a la hora de percibir la realidad del conflicto y que los adjetivos que construyen la imagen están en la base de la interpretación de las acciones.

En resumen, podemos decir que los diarios británicos se centran en los siguientes aspecto:

 

 

En cambio, los diarios españoles se centran en los siguientes aspectos:

 

 

Resumiendo los resultados, podemos decir que en el caso de la prensa británica observamos una clara apropiación del conflicto, por una parte y por otra, la presentación del conflicto desde la amenaza nuclear acompañado del sobredimensionamiento del aspecto militar. La prensa española, se centra en la tensión política creada a nivel global a lo cual se añade el problema de los ciberataques. La misma busca constantemente la opinión del lector pero no intenta apropiar el conflicto. Finalmente, el análisis de las técnicas manipulativas en el escenario de un conflicto global, se convierte en uno de los rasgos diferenciales de los diarios españoles.12

 

4. Bibliografía

Bateson, G. (1993): Una unidad sagrada. Pasos ulteriores hacia una ecología de la mente. Ed. De Rodney E. Donaldson. Gedisa: Madrid, pp.444.         [ Links ]

Bustelo, P. (2008): Corea del Norte: ¿hacia la desnuclearización, por fin? Anuario Asia Pacífico, , 147-155        [ Links ]

Dai, J. y Hyun, K. (2010): “Global risk, domestic framing: coverage of the North Korean nuclear test by US, Chinese, and South Korean news agencies” en Asian Journal of Communication, Routledge, vol. 20, No. 3, September 2010, pp. 299-317.         [ Links ]

Entman, R. (1993): “Framing: Toward Clarification of a Fractured Paradigm” en Journal of Communication. Vol. 43, nº 4,diciembre 1993, pp. 51-58.         [ Links ]

Fairclough, I y Fairclough, N. (2012): Political Discourse Analysis: A method for advanced students. New York: Routledge.         [ Links ]

Fontecilla Camps, M. E. (1988). “La “semantización” del discurso político” en Comunicación y Medios, nº 6, 1988, pp. 47-52.         [ Links ]

Giner, S., Lamo de Espinosa, E y Torres, C. (eds), (1998): Diccionario de Sociología. Alianza Editorial, Madrid, pp. 747.         [ Links ]

López Villafranca, P. (2012). “Los encuadres sanitarios en prensa española: El caso de la gripe A y la bacteria E. coli.” en Revista Internacional de Relaciones Públicas. II (4), pp .221 – 246.         [ Links ]

Sádaba T. (2006): Framing: una teoría de los medios de comunicación. Ulzama, pp. 241.         [ Links ]

Sánchez, L. (2011): “Elementos para el Análisis del Discurso Político en el Escenario Internacional” en Revista Internacional de Pensamiento Político. Vol. 6., 2011, pp. 419 – 433.         [ Links ]

Tuchman, G. (1978): Making News: a study in the construction of reality. New York: Free Press, pp. 244.         [ Links ]

Van Djik, T. (trad. Eva Aladro) (2005): Discurso, conocimiento e ideología: Reformulación de viejas cuestiones y propuestas de algunas soluciones nuevas. Cuadernos de Información y Comunicación, 10, , 285-314.         [ Links ]

Graham, T (2011): Nuclear weapons stability or anarchy in the 21ST Century: China, India y Pakistan. NPEC, 9, pp. 261-304.         [ Links ]

Zamora, R., Marín Albaladejo, J. A. (2011). “Un modelo para analizar la representación simbólica del escándalo de corrupción política desde la teoría del framing: aplicación al “caso Umbra”.” en Communication Journal, nº 2., 2011, pp. 213 – 238.         [ Links ]

 

Date of submission: July 7, 2013

Date of acceptance: October 20, 2014

 

NOTAS

1 Periódico generalista de centro-derecha fundado el 23 de octubre de 1989; Pedro J. Ramírez es su director desde la fundación.

2 Fundado el 4 de mayo de 1976 por José Ortega Spottorno, Jesús de Polanco y Juan Luís Cebrián; Periódico generalista situado en el centro-izquierda del panorama político-social.

3 Primer diario británico en formato berlinés, fundado en 1821. Hoy en día es el único periódico británico que publica en color. Es un diario generalista y su tendencia ideológica se sitúa en el centro – izquierda.

4 Diario británico fundado en 1855 por el Coronel Arthur B. Sleigh. Es un medio generalista y competidor directo de The Guardian, afín al Partido Conservador.

5 Al final de la Segunda Guerra Mundial, tras la batalla del Pacífico, se produjo un acuerdo entre los aliados mediante el cual Corea quedaba dividida por el paralelo 38. El norte de Corea, según esta división, quedaba ocupado por tropas soviéticas y el sur, por tropas norteamericanas. El resultado de esta división desencadenó la Guerra de Corea en 1950. En 1953, se produjo un armisticio mediante el cual se establecía una franja de 4 kilómetros entre ambos países, la zona desmilitarizada de Corea.

6 Históricamente, desde principios del siglo XIX, Reino Unido ha estado muy ligado a los territorios de Asia en el Pacífico e Índico. Tras la devolución de Hong Kong en 1997, el país mantiene una gran influencia en la ex colonia, además, el mercado financiero de China está muy influenciado por el grupo británico HSBC. España pierde sus colonias en el Pacífico en 1884 centrando sus intereses en la zona de Cuba y Puerto Rico. Las colonias asiáticas son consideradas por los españoles colonias poco rentables comparadas con las del Caribe y África.

7 Según Gregory Bateson existen tres niveles de comunicación, y dichos marcos se encontrarían en el nivel metacomunicativo, que hace referencia al contexto y a la cultura. En definitiva, la mente humana recurre a los marcos para establecer sus pautas de conducta.

8 Según Giddens A., por interpretación indéxica se entiende la interpretación de las expresiones lingüísticas en relación con los contextos en los que se inscriben.

9 A los pro–destinatarios no hay que persuadirlos; en este caso simplemente elaboramos y estructuramos el mensaje que queremos transmitir.

10 Otro ejemplo en la misma línea sería lo publicado por The Guardian, el 30 de marzo de 2013: “Now North Korea has explicitly said that it may target the Kaesong industrial park - an important trade zone that is run jointly with South Korean expertise and North Korean labour. Kaesong is a vital source of foreign currency for the North and has been operating normally so far, despite the bellicose warnings dominating headlines in both Koreas”.

11 El temor en este caso encuentra su culminación en los valores fisiológicos, la supervivencia traducida en la imagen del acopio de alimentos.

12 Antes de poner punto final, ateniéndonos a las buenas prácticas desarrolladas desde la teoría del framing, debemos dejar constancia de los puntos menos desarrollados de este análisis que, en un futuro, pueden servir de punto de partida para nuevas investigaciones. Las limitaciones provienen, en primer lugar, del hecho de que se haya analizado un periodo determinado de tiempo en un número limitado de cabeceras y por consiguiente, debemos abstenernos de sacar conclusiones categóricas porque lo metodológicamente correcto sería quedarnos en el terreno del caso práctico. No obstante, las conclusiones de este estudio pueden servir como punto de partida en futuras investigaciones sobre el papel de los medios de comunicación en conflictos de características parecidas y también, en otros estudios relacionados con la crisis nuclear en la península de Corea.

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons